Las elecciones del 9 de junio se acercan y cada vez aparecen más rarezas políticas en Tucumán. Ayer, el legislador Rubén Chebaia (UCR) generó polémica luego de presentar -con su firma- un proyecto de ley en la Mesa de Entrada del palacio legislativo para adquirir cinco sillones “similares al de Lucas Córdoba” para Casa de Gobierno.

“Facúltase al Poder Ejecutivo de la Provincia, por vía de contratación directa a la adquisición de cinco sillones similares al del llamado sillón de Lucas Córdoba”, dice el artículo 1° de la iniciativa del ex intendente de San Miguel de Tucumán entre los años 1983 y 1987.

Chebaia, además, en sus fundamentos puso: “ante la divulgación por diversos medios periodísticos de diversas “encuestas” de las cuales se podría inferir que en Tucumán habría más de un gobernador, resulta insuficiente 1 (un) solo sillón de Lucas Córdoba, razón por la cual es necesario brindar comodidad a todos los ganadores. Por tal motivo solicito a mis pares apoyar el presente proyecto”

Así, el radical cuestionó los resultados de las encuestas publicados hasta el momento en LA GACETA que el día domingo anunció que -si se votaba ese día- el ganador sería Juan Manzur y el lunes, a la luz de los resultados de otro relevamiento, presentaba como vencedor a José Alperovich.

SILLON DE LUCAS CORDOBA.

Varios dirigentes políticos, tras esta presentación, empezaron a cuestionar a Chebaia. Afirmaron que no le parecía que el legislador utilice un cargo público (que le cuesta millones a los ciudadanos) para hacer este tipo de chicana política.