Un joven se llevó puesto un cartel de máxima velocidad que terminó incrustado en un local

Las dos caras de Yerba Buena. Mientras la Policía e inspectores de Tránsito del municipio de esa ciudad hacían controles de alcoholemia en la avenida Perón, un violento accidente se produjo sobre la avenida Aconquija que dejó como saldo un herido, daños en un local comercial y vecinos alterados por la magnitud del percance.El siniestro…

un-joven-se-llevo-puesto-un-cartel-de-maxima-velocidad-que-termino-incrustado-en-un-local

Las dos caras de Yerba Buena. Mientras la Policía e inspectores de Tránsito del municipio de esa ciudad hacían controles de alcoholemia en la avenida Perón, un violento accidente se produjo sobre la avenida Aconquija que dejó como saldo un herido, daños en un local comercial y vecinos alterados por la magnitud del percance.

El siniestro vial sucedió esta madrugada, minutos antes de las 6, en Aconquija casi Concordia. Por causas que se están investigando, un joven de 19 años, identificado por policías como Agustín Gabriel Beckman, se llevó puesto un cartel indicador de máxima velocidad que terminó incrustado en un local de electrodomésticos de la zona y detuvo su desenfrenada marcha contra un árbol de la vereda. 

El auto arrancó de cuajo una señal de tránsito que terminó incrustándose en la vidriera de una reconocida casa de venta de electrodomésticos.

Tras el accidente, el joven quedó atrapado en el interior del vehículo, un Peugeot 207 gris, por lo que Bomberos voluntarios de Yerba Buena, junto a la Policía, pudieron rescatar al herido luego de varios minutos de esfuerzo.

Una vez liberado, el conductor fue trasladado en una ambulancia hacia el hospital Centro de Salud, donde se encuentra internado. Se informó oficialmente que sufrió golpes y que se encuentra en buen estado.

Paralelamente, sobre la Perón, la Municipalidad de Yerba Buena junto a la Policía realizaba controles de alcoholemia. Allí se logró secuestrar seis vehículos y se labraron 22 infracciones.

Según se informó, los rodados fueron llevados al corralón porque los conductores no pasaron el control de alcoholemia, mientras que las otras infracciones fueron por distintas faltas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *