“Queríamos que se escuche”: organismos feministas dijeron presente en la audiencia pública

Hasta que concluyó la audiencia, pasadas las 11, las manifestantes permanecieron con megáfonos, banderas y carteles entonando cánticos contra el Senador Nacional denunciado por violación en noviembre pasado. Algunas de las estrofas de las canciones preparadas para la ocasión, como “Borom bom bom, Borom bom bom, José Alperovich sos violador”, resonaron en la sala en la…

“queriamos-que-se-escuche”:-organismos-feministas-dijeron-presente-en-la-audiencia-publica

Hasta que concluyó la audiencia, pasadas las 11, las manifestantes permanecieron con megáfonos, banderas y carteles entonando cánticos contra el Senador Nacional denunciado por violación en noviembre pasado. Algunas de las estrofas de las canciones preparadas para la ocasión, como “Borom bom bom, Borom bom bom, José Alperovich sos violador”, resonaron en la sala en la que se celebró la audiencia.

Laura Alegre, miembro del Colectivo Ni Una Menos y representante del Plenario de Trabajadoras en diálogo con eltucumano.com explicó la importancia de que sus voces se escucharan en la sala. “Queríamos que se escuchen los cánticos, seguimos con insistencia para poder mantener el megáfono todo el tiempo para poder hacernos escuchar”.

Desde las organizaciones sociales y feminsitas entienden que es necesaria una expresión de apoyo y solidaridad a la denunciante. “Si bien se trata de un caso particular, esta denuncia se enmarca en una crisis política que pone en jaque a Alperovich. Ha sido protector de abusadores, armador de estrategias de complicidad por el crimen de Paulina Lebbos, del que la comisión de familiares de víctimas de la impunidad, ha logrado que algunos de los responsables materiales hayan tenido su castigo. Y también protagonista del caso de público conocimiento de acoso a la periodista Carolina Servetto, puntualizó.

Con respecto a los datos pertenecientes a las declaraciones de la joven que se difundieron en medios nacionales y locales, desde Ni Una Menos interpretan como una maniobra intimidatoria. “Esto de hacer pública la denuncia, es parte de una instancia de amedrentamiento, y revictimización, que vive toda mujer trabajadora en este sistema. En este caso particular, ha tomado este carácter público, pero cualquier trabajadora que quería hacer una denuncia de estas características, se ve amedrentada por el poder judicial, por las instituciones del estado como la policía”, señaló.

Por último, recalcó que “cualquier trabajadora que quería hacer una denuncia, se ve amedrentada. La movilización popular y la calle “es la única salida ante el régimen de impunidad que protege a Alperovich”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *